Las campanas del infierno despedirán a Barón Rojo

 

“En cada concierto de Rock & Roll las campanas doblan por Bon Scott. Por Janis, Lennon, Allman, Hendrix, Bolan, Bonhan, Brian y Moon”, así, durante 40 años Barón Rojo recordó a sus influencias con ese estribillo de Concierto para ellos. Ahora la lista incluirá a sus compositores, ya que la banda fundacional del metal en español se despedirá de Bolivia.

“Esta es la última oportunidad que tendremos para disfrutar del grupo en vivo, ya que las cuatro presentaciones en el país forman parte de su gira de despedida”, explicó Gustavo Tobar, de FM Rock, la empresa que organiza los conciertos.

Barón Rojo se presentó ayer en Santa Cruz, hoy lo hará en Cochabamba, mañana en La Paz y el domingo en Potosí. Esto hace que sea uno de los pocos recitales en la capital cruceña que cumplió con su fecha programada, pese a los conflictos que la paralizan desde hace 27 días.

“Hemos cambiado de sede a una más céntrica para que la gente pueda acudir, pese al paro”, explicó el empresario.

En la sede de Gobierno la banda tocará en el Salón Fantasio (calle Colón esq. avenida Camacho) a partir de las 20:00. Las entradas adquiridas en los puntos físicos cuestan 500 bolivianos en la sección Lounge, 350 en VIP y 250 en General. Para los boletos que se compran mediante el portal www.fmrock.org el precio de oferta es de 440, 330 y 220, respectivamente.

Los puntos de venta en La Paz son Rock Mania (Shooping Quinto Centenario, mezanine local 19 en la avenida 6 de Agosto y J.I. Pérez) y Kaoz Food (Plan #405, al lado del Canal F10, Ciudad Satélite, El Alto).

Lo curioso de los conciertos es que fueron reprogramados al menos dos veces, al igual que las otras fechas de la gira de despedida. Originalmente el plan era que el recorrido musical comenzará en 2020, apuntando a los 40 años de existencia continua de la agrupación. Sin embargo, la pandemia de Covid-19 obligó a cambiar el plan, moviéndose primero a 2021.

Pese a la producción de las vacunas, las nuevas olas causadas por las distintas variedades del virus, hicieron que los músicos se decantaran por este año. Bolivia siempre estuvo en la lista de destinos.

“El público nacional es muy apreciado por los grupos metaleros. Los metaleros bolivianos somos muy apasionados y esperamos con ganas las presentaciones de bandas de la categoría de Barón Rojo”, aseguró Tobar.

Como es un recital de despedida, tendrá una duración de más de dos horas. Es por eso que en los cuatro escenarios se estableció una sección Lounge, para que la gente pueda sentarse durante el espectáculo.

“Hay que tener en cuenta que con cuarenta años de carrera su música llegó a varias generaciones, y acudirán personas mayores”, agregó el organizador.

Barón Rojo se formó en 1980 por Armando de Castro, Carlos de Castro, José Luis Campuzano “Sherpa” y Hermes Calabria. Jugó un papel muy importante en la consolidación del heavy metal español junto a otras agrupaciones como Obús, Panzer o Ángeles del Infierno.

Desde la publicación de su primer álbum, Larga vida al rock and roll en 1981, la banda grabó alrededor de una veintena de discos entre producciones de estudio, álbumes en vivo, recopilaciones y álbumes de video.

La banda fue incluida en la lista de las 50 mejores bandas de rock españolas de la revista Rolling Stone. Según el portal Metalegun, la banda habría vendido 1.2 millones de copias de su discografía hasta 2015.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: