Libertad ganó a Oriente en accidentado juego

 

Libertad Gran Mamoré ganó a Oriente Petrolero por 2-1 en el amistoso que se disputó ayer en Trinidad.

El encuentro fue de inicio tenso. No parecía amistoso. Las emociones llegaron en los primeros minutos del encuentro, y el colmado estadio de Gran Mamoré vibró durante toda la tarde con su club estrenando la chapa de “profesional”.

Soleto quedó mano a mano y derribó a Mendoza en el 16’, según los refineros fuera del área, pero el juez central optó por sancionar la pena máxima, que fue convertida por el arquero Juan Carlos Robles en el minuto 18.

A los 41’ el juez central expulsó a Luis Gutiérrez por un reclamo excesivo y agresión verbal. Ahí se desató la locura. Hubo empujones e insultos contra el árbitro. Erwin Sánchez, el cuerpo técnico, y los jugadores señalaron que el arbitraje estaba parcializado, y amagaron con retirarse para dejar el partido inconcluso.

El complemento

En la segunda parte las alarmas se encendieron en el 55. Franz Gonzales, de Oriente, intentó frenarse y se torció el tobillo derecho. El cuerpo médico intentó recuperarlo, pero Erwin Sánchez metió un cambio por precaución.

A los 61’ volvió a golpear el local. Otra pelota larga que dejó mal parada a la defensa cruceña hizo pasar calores a los refineros. Miguel Mendoza recibió tras una pelota larga de Gabriel Ríos, y una magnífica corrida de Maxi Lemos. El delantero solamente tuvo que acompañar a Lemos, y empujar la pelota. A los 66’ Oriente Petrolero descontó con un zapatazo de Zeballos, al ángulo superior derecho de Robles. 2-1.

En la parte final, Junior Sánchez de Oriente fue expulsado por juego brusco.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: