Equipos aterrizan en Catar y FIFA requiere alto a la guerra

 

A cinco días del inicio del Mundial-2022, el domingo, se mantiene la duda sobre si las polémicas resistirán a la llegada a Catar, a partir del martes, de las principales potencias del fútbol, muchas de ellas europeas, como Inglaterra, Países Bajos o incluso Dinamarca.

En Catar ya se respira un ambiente futbolero.

Por su parte, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, presente en la reunión del G20 en Bali, hizo un llamamiento este martes para declarar un alto al fuego en la guerra de Ucrania.

“Mi llamado a todos ustedes es que valoren un alto al fuego temporal de un mes mientras dure la Copa del Mundo”, declaró. “No somos tan ingenuos como para pensar que el fútbol puede resolver los problemas del mundo”, concedió. Pero el Mundial es una plataforma única, con una audiencia estimada en cinco mil millones de espectadores, ofreciendo “una oportunidad para hacer todo lo posible para poner fin a todos los conflictos”, aseguró, recordando que Rusia organizó el Mundial-2018 y que Ucrania es candidata para acoger la competición en 2030 junto a España y Portugal.

El pedido del campeón

Los jugadores de Francia anunciaron su intención de dar apoyo financiero a ONG que actúen “en la protección de derechos humanos” y recordaron su “compromiso” con el “rechazo de cualquier tipo de discriminación”. En una “carta colectiva” publicada en redes sociales, los vigentes campeones reconocen “un contexto turbulento”.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: