México quiere recuperar la ilusión en el Mundial catarí

 

Dispuesta a recuperar la ilusión perdida, la selección mexicana ya pisa tierra mundialista. Tras aterrizar se desplazó a su cuartel general en Simaisma, a 40 kilómetros de Doha, donde ayer continuó su preparación para el debut el martes frente a Polonia.

La primera sesión en Catar se celebrará a puerta cerrada y por la tarde con el objetivo de evitar el sol y las altas temperaturas -hasta 33 grados.

El Tri se ejercitará durante todo el Mundial en el estadio Al Khor, en los aledaños de Al Bait, una de las ocho flamantes sedes, que además tendrá el honor de inaugurar el torneo el domingo con el Catar-Ecuador.

Horas antes la expedición mexicana aterrizó en el aeropuerto internacional Hamad, tras 17 días de concentración en Girona (España), cerrados con una derrota 2-1 en un amistoso ante Suecia.

La FIFA preparó un recibimiento al equipo dirigido por Tata Martino, con los jugadores aceptando un té y unas flores a la salida de la terminal.

A continuación se subieron al autobús oficial, que se dirigió al Murwab Resort, donde algunas decenas de hinchas animaron su llegada en la madrugada catarí.

“¡Polonia va a probar el chile nacional!”, gritó el grupo de entusiastas, entre ellos el mítico Caramelo y su sombrero tradicional, siempre al lado del Tri.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: