Joe Biden, el presidente olvidadizo y más longevo de EEUU cumplió 80 años

 

El presidente Joe Biden cumplió 80 años el domingo y se convirtió en el primer octogenario en ocupar el cargo más alto de Estados Unidos. El mandatario tiene el récord Guinness a la persona más longeva en ser electa en este cargo.

Al asumir la presidencia, Biden superó en esta marca a su antecesor inmediato, Donald Trump, que había ostentado el récord Guinness al presidente electo más longevo de Estados Unidos al llegar a la Casa Blanca con 70 años. Mucho se habla sobre la edad avanzada del demócrata, pero lo cierto es que hace décadas Biden hizo historia por exactamente lo contrario, su juventud. A los 29 años se convirtió en senador estadounidense, siendo el sexto más joven de la historia del país, señala CNN.

En el último tiempo, su edad se ha convertido en un flanco por el cual recibe una serie de ataques políticos. Y, algunas frases de Biden lo muestran despistado u olvidadizo. El 12 de noviembre durante un acto público saludó a los asistentes con esta frase: “Quiero agradecer al primer ministro el liderazgo de Colombia como presidente de la Asean (Asociación de Naciones de Asia Sudoriental)”. Todo iba bien excepto que estaba iniciando las conversaciones con los líderes regionales en Phnom Penh (capital de Camboya) y el evento era presidido por el primer ministro camboyano Hun Sen.

No fue la primera vez que confundió a la tierra cafetalera con el país asiático, pues antes de hacer esta travesía, el presidente informó a los periodistas que visitaba Colombia, en vez de Camboya.

Estos deslices no son recientes. Donald Trump, quien tiene tres años y medio menos que Biden, lo acusó más de una vez de estar senil. En la campaña electoral que los enfrentó, el demócrata tuvo un olvido y el republicano lo expuso en Twitter. “Joe Biden me llamó George ayer. No podía recordar mi nombre”, tuiteó y apodó a su oponente “Joe el Dormido”.

Historias erradas

Las anécdotas de Biden se han cuestionado en repetidas ocasiones en la esfera pública, desde su campaña presidencial en 1987, cuando se vio obligado a retirarse de la contienda porque intentó adoptar la historia de vida de alguien más y mintió sobre su trayectoria académica, refiere New York Times.

“Con Biden, la gente ha decidido que este no es el tipo de mentiras que importa”, informó Eric Alterman, el autor de Lying in State: Why Presidents Lie — and Why Trump Is Worse y profesor de la City University of New York. Alterman agregó: “Son el tipo de mentiras que nos cuentan los abuelos”.

Hay más. Al menos en cuatro ocasiones Biden ha descrito un viaje a Amtrak para visitar a su madre enferma en 2015 o 2016, recordando una conversación con un amable conductor del tren. Pero la mamá de Biden murió en 2010. El conductor también llevaba varios años muerto en 2015.

El año pasado, Biden dijo que recordaba haber “pasado tiempo” e “ido a” la Sinagoga del Árbol de la Vida, donde 11 personas fueron masacradas en 2018. La Casa Blanca admitió más tarde que nunca la había visitado, pero que había hablado con el rabino por teléfono.

New York Times continúa. Quizá las historias más curiosas que Biden todavía cuenta son las que se refieren a sus encuentros con la ley. En 2018 Biden dio a entender durante un discurso sobre el derecho al voto en Atlanta que lo habían arrestado por manifestarse a favor de los derechos civiles.

“Como soy tan viejo, también estuve allí”, dijo. “Creen que es una broma. Parece que fue ayer cuando me arrestaron por primera vez”. Pero, no hay ninguna prueba de que lo hayan arrestado por participar en una manifestación de derechos civiles.

A comienzos de este mes también cometió otro lapsus. “La inflación es un problema mundial ahora mismo por la guerra de Irak y el impacto en el petróleo y lo que está haciendo Rusia”, expresó. Al instante se corrigió: “Perdón, estoy pensando en Irak porque allí es donde murió mi hijo”. Evidentemente, como citan los medios estadounidenses, Beau Biden fue a combatir a Irak, pero murió por un tumor cerebral en 2015 en un hospital de Maryland (Estados Unidos).

En la red Truth Social, aquella en la cual se pertrechó Trump tras ser expulsado de Twitter, el expresidente estadounidense publicó una serie de videos en los cuales dejó al descubierto algunos errores de Biden. El republicano usó cuatro palabras para referirse a su rival político: “Débil. Sin preparación. Incapaz”

Trump actualmente está en carrera por volver a la presidencia de Estados Unidos, de ser así al llegar al cargo tendría la misma edad de aquella persona a la que critica.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: