Manos e ingredientes bolivianos, la clave de los seis restaurantes top del país en Latinoamérica

 

La cocina boliviana está en su punto caramelo y los exquisitos comensales latinoamericanos lo saben. Los restaurantes Ancestral, Ali Pacha, Phayawi, Popular y Sach’a Huaska se encuentran entre los 100 mejores de la región; en tanto que Gustu se consolida como un referente de la gastronomía nacional.

En la ciudad mexicana de Yucatán se reunieron chefs renombrados de América Latina y periodistas del mundo para la importante ceremonia de premiación del sector gastronómico latinoamericano: el Latin America’s 50 Best Restaurants List organizado por William Reed. Este evento celebra la gastronomía en su más elevado nivel, siendo también un premio a la singularidad y la identidad local.

La presencia de los seis restaurantes bolivianos (cinco que se encuentran en la ciudad de La Paz y uno en Santa Cruz de la Sierra) en esta nómina es una buena noticia para la gastronomía nacional porque Bolivia se convierte en un atractivo turístico, capaz de posicionar al país en la mira de inversores y de medios de alcance mundial, en un ejemplo de auténtica reactivación y resiliencia después de los graves efectos negativos ocasionados por la pandemia a la economía en general y al sector de servicios turísticos en particular.

La mesa está servida para comensales nacionales y extranjeros. Sólo falta disfrutar de la comida que realizan manos bolivianas y con ingredientes propios… Buen provecho.

Ali Pacha está en el corazón de la ciudad de La Paz. Este restaurante se dedica a mimar los estómagos de paceños, bolivianos y comensales internacionales. Y ocupa el puesto 67 de los mejores restaurantes de Latinoamérica.

“Nos causa satisfacción saber que logramos esa posición con un equipo tan reducido y con tantos inconvenientes, sobre todo después de la pandemia. En ese sentido nos confirma que el trabajo que se hace está dentro los estándares que ya se tenía”, explica la chef del restaurante.

Ali Pacha (universo de las plantas, en aymara) nace en marzo del 2016, proponiendo una cocina de autor y autora basada exclusivamente en productos vegetales. “Buscando generar un movimiento gastronómico que renueve el centro paceño en medio del caos visual y cultural del casco viejo de la ciudad”, explica la chef, que es una de las responsables de los logros del lugar.

Popular Cocina Boliviana está en la calle Murillo, en una zona turística paceña. Allí es visitado con frecuencia y la fidelidad de la gente es una de sus preocupaciones.

“Para nosotros es importante valorizar la gastronomía boliviana, con personas que están esperando para comer comida boliviana hecha por bolivianos. Eso es importante”, dice Ricardo Alfaro, jefe de servicio de Popular.

Alfaro señala que es importante el reconocimiento latinoamericano (puesto N.º 86), pero su equipo no descansa y continúa haciendo magia en la cocina.

Son ocho chefs y ayudantes bolivianos que trabajan en Popular, que tiene las puertas abiertas hace cinco años.

“Agradecemos cualquier tipo de reconocimiento, pero para nosotros es más importante el reconocimiento de la gente y este tipo de movimiento que generamos”, refiere Alfaro.

En aquel lugar del mundo donde se presenta el sello del restaurante Gustu…, allá hay una bandera boliviana.

La jefa de cocina del Gustu, Marsia Taha, estuvo en México en el Latin America’s 50 Best Restaurants List. En este evento, Gustu se consolidó como el referente nacional, el símbolo gastronómico del país, y se ubicó en el puesto 45.

“En Latinoamérica existen cientos y miles de restaurantes de altísima calidad y la verdad es que estar dentro de esos 50 seleccionados como los mejores pues es algo de lo que hay que sentirse orgullosos”, explicó Marsia.

Es optimista con la comida que se hace en el país. “Es una sensación de que Bolivia está sonando y está haciendo ruido y la gente está muy interesada en venir acá y visitarnos; seguramente lo estaba antes, pero ahora mucho más. Ha sido un festejo muy lindo. Estamos muy orgullosos de llevar la bandera boliviana”.

El Sach’a Huaska saca la cara por Santa Cruz y se ubica en el puesto 90 de los mejores restaurantes latinoamericanos.

Jaime Barbas, propietario y chef ejecutivo, considera que es un honor estar en la lista. “Es un orgullo poder representar a nuestra tierra como es el primer ingreso en Santa Cruz en la lista. Es bonito porque también pone a Santa Cruz en el mapa gastronómico”.

Él también valora que se trata de un triunfo grupal. “Es un logro de un equipo que trabaja muchísimo. Nos ponemos un trazo de trabajo bastante exigente, sobre todo apostando al producto boliviano y a la calidad del producto boliviano para poder ofrecerlo en cada plato”, añade.

Por el paro cruceño, el local está cerrado. “Estamos muy felices y también sabemos que es bastante responsabilidad para nosotros porque ahora hay que mantener al restaurante, Dios quiera que podamos seguir en esa lista”, finaliza.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: