¿Qué son las DEG, que monetizó Arce, y por qué el Gobierno de transición no pudo usarlas?

Compartir en

 

Un giro inesperado dio el Gobierno del presidente Luis Arce Catacora en su política monetaria. El miércoles, 15 de marzo, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro confirmó que el Estado monetizó los Derechos Especiales de Giro (DEG), que otorga el FMI a los países miembros fundadores de esta institución para complementar sus reversas.

El anunció contradice la postura inicial del Gobierno de Arce, que incluso devolvió los DEG que el Gobierno de transición monetizó para poder combatir la pandemia del coronavirus durante la crisis sanitaria global que golpeó al mundo desde 2020.

Los DEG son recursos económicos que son de libre disponibilidad y que no constituyen un crédito ni están sujetos a ningún condicionamiento. Según el FMI, son un activo de reserva internacional creado en 1969 para complementar las reservas oficiales de los países miembros. Los DEG se pueden intercambiar por monedas de libre uso.

Ese año, Arce (entonces candidato) y el los parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) criticaron al Gobierno de Jeanine Áñez. Incluso la Asamblea Legislativa impidió que se usen estos recursos que quedaron en las bóvedas del Banco Central de Bolivia (BCB). El principal argumento para frenar el uso de estos recursos condicionaban al país a modificar el tipo de cambio fijo, vigente desde 2011.

Giro de postura

No obstante, la postura del Gobierno de Arce cambió. En declaraciones a los medios, ayer miércoles el ministro Montenegro sostuvo que la monetización de los DEG se hizo porque es una atribución del Banco Central de Bolivia (BCB) que hizo esta operación para mantener la liquidez de las Reservas Internacionales Netas (RIN).

El último informe del BCB detalla que las reservas internacionales llegaron a $us 3.538 millones, de esta cantidad solo $us 372 millones están en efectivo, es decir, dinero líquido.

“El Gobierno nacional ha aplicado todas las medidas para dotar de liquidez, para dotar de dólares, y para que el sistema económico y financiero siga funcionando de forma adecuada y normal”, manifestó Montenegro.

Por su parte el BCB, mediante un comunicado de prensa, informó que, “como todos los activos externos que forman parte de las Reservas Internacionales administradas por el BCB, las Tenencias DEG son de libre disponibilidad del Ente Emisor, su uso no constituye un crédito y no está sujeto a ningún tipo de condicionamiento”.

Este mismo argumento fue usado por el Gobierno de transición, pero los legisladores del MAS impidieron monetizar las DEG, incluso exigieron un proyecto de ley para avalar el uso de estos recursos, pese que incluso ya habían llegado al BCB.

El error del Gobierno de Áñez fue seguirle el juego a los asambleístas del MAS y no monetizar de forma directa los DEG como lo ha hecho ahora el Gobierno de Arce”, dijo una fuente que pidió no ser citada.

Cuando Arce subió al poder decidió devolver los DEG porque no comparte la política económica del Fondo Monetario y dijo que nunca ha aceptado, ni piensa aceptar, créditos ofrecidos por este ente.

Sin embargo, en agosto de 2021, el Banco Central de Bolivia (BCB) informó que la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó una Asignación general de 456.000 millones Derechos Especiales de Giro (DEG), que un año antes había decidido devolver.

Ahora, ante las reducidas reservas y una demanda inusual de dólares, el Gobierno decidió monetizar los recursos del DEG.

Compartir en

Deja tu comentario