Fallece segunda víctima de una explosión en Viacha

 

La explosión de un caldero en una fábrica de sombreros en Viacha, el pasado sábado, se cobró una segunda víctima: Celestino Mamani falleció de un paro cardiorrespiratorio luego de ser sometido a una cirugía.

“Falleció en quirófano luego de someterse a un tratamiento quirúrgico. Concluida la cirugía presentó un paro cardiorrespiratorio. Se le hizo maniobras de resucitación básica y avanzada por un lapso de 15 a 20 minutos, pero el paciente no respondió”, informó el médico del Hospital Corazón de Jesús, Herlan Munguía, a Unitel.

Esta segunda víctima de la explosión del sábado tenía 23 años de edad y dejó en la orfandad a una niña de un año. Su madre y cuñada piden justicia.

Aseguraron que Mamani comenzó a trabajar hace poco en la fábrica de sombreros por ganar un mejor sueldo del que le pagaban en una heladería.

El joven, quien era trabajador de la fábrica, se encontraba en terapia intensiva debido al daño que sufrieron sus órganos por el impacto de la explosión.

Ayer se desarrolló el sepelio de Víctor Mamani, la primera víctima de 37 años que trabajaba en la fábrica y que murió el sábado.

Otra persona se mantiene en terapia intermedia, debido a que más del 30% de su cuerpo sufrió quemaduras. Los otros siete heridos ya fueron atendidos por lesiones. La fábrica sufrió destrozos de consideración y las casas de dos familias de la zona también fueron dañadas, según el reporte de Unitel.

La Fiscalía investiga al representante legal y al propietario de la fábrica por lesiones graves y homicidio culposo.

La explosión generó temor entre los vecinos, donde funcionaba la fábrica de sombreros.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: