“No maté ni robé, me emocioné”: Reynaldo Ezequiel reaparece tras escándalo por conducir ebrio

Compartir en

 

Después de más de un mes del escándalo que surgió cuando protagonizó un hecho de tránsito en estado de ebriedad, el dirigente del MAS Reynaldo Ezequiel reapareció para hablar sobre el hecho y aseguró que no mató ni robó, sino que se emocionó, y que el alcohol a veces juega malas pasadas.

“A veces uno cuando está en la edad de la juventud se emociona, me tocó, me sirve de experiencia. Uno tiene que pedir disculpas, ser humildes. Pido disculpas a toda la ciudad, toda vez que de alguna u otra manera he podido afectar su seguridad (…). No hay que jugar con el alcohol, el alcohol a veces te juega una mala pasada y eso. Yo no he matado, no he robado a nadie, me he emocionado”, expresó Ezequiel durante una entrevista en DTV.

El dirigente evista aseguró que todos los daños que ocasionó fueron resarcidos, y que el único denunciante por el hecho es el Ministerio Público. Además, señaló que indirectamente sacó “sonrisas” con las cosas que dijo aquella vez, porque varios hicieron videos en Tik Tok de sus declaraciones.

“Medio Santa Cruz hacía tik toks con las cosas que decía yo cuando estaba en estado de ebriedad. Entonces, no sólo fueron cosas malas, fueron cosas divertidas, sacamos sonrisas indirectamente, pero vuelvo a decir: nadie sale de la casa con idea de hacer daño a los demás y la mía peor, siempre nos ha gustado apoyar, siempre he sido amigo, siempre he sido sociable”, manifestó.

El dirigente del MAS en Santa Cruz protagonizó una triple colisión el 9 de febrero. Entonces, el Servicio General de Identificación Personal (Segip) anunció la suspensión de su licencia por un año.

Luego de ser aprehendido, la jueza Livia Alarcón determinó otorgarle libertad bajo medidas sustitutivas, pese a que cuando ocurrió el hecho él no portaba su licencia de conducir y el vehículo no tenía el Seguro Obligatorio de Accidente de Tránsito ni el certificado de inspección vehicular.

En octubre del año pasado, Ezequiel también fue denunciado por conducir un vehículo en estado de ebriedad y atropellar a una adolescente de 14 años. Entonces, la Fiscalía lo investigó y lo imputó por los delitos de lesiones graves y omisión de socorro. Sin embargo, un juez lo benefició con arresto domiciliario.

 

Compartir en

Deja tu comentario