Santa Cruz cumple un mes de paro por el censo con 4 decesos, pérdidas económicas y a la espera de la ley

 

El paro indefinido que Santa Cruz comenzó el 22 octubre pasado en demanda del censo en 2023, este lunes 21 de noviembre cumple 31 días con un saldo de cuatro personas fallecidas, una pérdida económica de al menos 1.080 millones de dólares y con la región a la espera de la Ley del Censo.

A horas del tratamiento en la plenaria de Diputados, el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, sostuvo que no bajarán la guardia y continuarán con su medida de protesta. Además advirtió que estarán pendientes para saber qué diputado y qué senador “está con Bolivia”.

“Mañana (hoy) es un día muy importante y no tenemos que bajar la guardia en ningún momento. Tenemos a nuestros parlamentarios a los que quiero dar la confianza de que mañana van a entrar una lucha histórica donde tenemos que sacar el triunfo para todos los bolivianos”, dijo Calvo ayer por la noche, en conferencia de prensa.

Esta movilización es la segunda más larga desde octubre de 2019, cuando se llevó a cabo un paro por 21 días y que derivó en la renuncia de Evo Morales. Pero, en 2003, se registraron 45 días de conflicto antes de la dimisión de Gonzalo Sánchez de Lozada en la denominada Guerra del Gas, según ANF.

Proyecto de ley en debate

El presidente de la Cámara de Diputados, Jerges Mercado, reveló que en consenso con el Ejecutivo se elaboró un proyecto de ley que garantiza un censo de calidad y recoge las demandas del pueblo cruceño. Este documento no incluye los cinco proyectos de ley que hicieron llegar distintas fuerzas políticas y el Comité Interinstitucional, en el que éste último pide censo 2023.

Mercado apuntó que el documento reúne tres elementos importantes: ratifica el Decreto Supremo 4824 para realizar el censo el 23 de marzo de 2024; la distribución de recursos se hará partir de septiembre del mismo año, y los resultados serán aplicados en las elecciones de 2025.

Enfrentamientos

Desde el primer día de movilización se registraron enfrentamientos en la capital cruceña. La madrugada del sábado 22 de octubre se produjo una gresca en el municipio de Puerto Quijarro, en Santa Cruz, causando la muerte de Julio Pablo Taborga de 47 años por caída tras ser aturdido por los gases lacrimógenos.

De acuerdo con la evaluación del Ministerio de Gobierno, el segundo deceso se registró el 28 de octubre en San Ignacio de Velasco, cuando un hombre falleció al chocar su vehículo en un punto de bloqueo. El tercer se produjo el 9 de noviembre en el quinto anillo de la capital cruceña, Eduardo Arancibia, que conducía una motocicleta, chocó con un cable coaxial y casi terminó decapitado. Por último, dos días después, se conoció el deceso de José Eduardo Sosa de 28 años de edad. El joven falleció tras ser atacado por un grupo de choque en la zona de Los Lotes.

Además, se identificaron grupos de choque afines al Movimiento Al Socialismo, principalmente los conflictos se registraron en el Plan 3.000, de los cuales el saldo fue heridos y aprehendidos.

Pérdidas económicas

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, dijo que el paro cívico indefinido genera pérdidas de 36 millones de dólares por día. Tomando esos parámetros, se estima que la afectación económica supera los 1.000 millones de dólares.

La Confederación Nacional de Micro y Pequeña Empresa de Bolivia (Conamype) contabilizó que a la fecha el sector registra unos 120 millones de dólares en pérdidas económicas.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: