Bien camba y líder provincial: Comité Pro Santa Cruz se alista a cambiar dirigentes

 

Para ser presidente o vicepresidente del Comité Pro Santa Cruz existe un requisito sine qua non: ser cruceño o de madre o padre cruceño, al que se añaden otros como no liderar un partido político o estar en funciones ejecutivas en entidades públicas. Ahora que están prestos a renovar su directorio, los cívicos históricos recuerdan que varios de los líderes salieron de las filas de los médicos y profesionales, así como de los comités provinciales.

El 11 de febrero está fijada como fecha para una asamblea extraordinaria del Comité Pro Santa Cruz. Antes de eso, este 25 de enero se realizarán las elecciones primarias en cada uno de los 24 sectores vinculados al ente cívico, los que a su vez aglutinan a instituciones propias del departamento y la capital.

Hasta ahora el liderazgo del comité ha recaído en personas destacadas en su propio campo de formación. “La gran mayoría han sido profesionales, pero también ha habido representantes empresariales, productores, agricultores y ganaderos. No hay un perfil exactamente, sólo que por naturaleza siempre se ha elegido a una persona idónea, intachable, que no tenga cola de paja y que haya tenido experiencia en la vida cívica”, dice el médico Carlos Dabdoub, expresidente de la entidad en las gestiones 1986-1987 y 1987-1988.

Requisitos

La candidatura puede ser de una mujer o de un hombre, pero no se tiene registro de una presidenta hasta ahora. Dabdoub dice que además lo que diferencia a los cívicos de otros políticos es que “no deben pertenecer o no deben haber pertenecido a un partido político”.

Dadas las actuales circunstancias de conflicto latente con el Gobierno central, el requisito de independencia política es importante. Los cívicos lideraron las protestas contra el gobierno de Evo Morales que terminaron con su renuncia en el 2019 y el año pasado dirigieron un paro de 36 días para exigir la realización del Censo de Población y Vivienda en 2023.

Grupos

Los líderes cívicos se forjan en las instituciones de profesionales, de gremios empresariales o de agrupaciones cruceñas, como la Asociación de Comparsas Carnavaleras o la Federación de Fraternidades. Para no ir lejos, en enero de 2017 esta última institución propuso como su candidato a Luis Fernando Camacho, que llegó a ser primer vicepresidente, en la gestión siguiente fue presidente.―Lideró un paro cívico de 21 días, que derivó en la renuncia de Evo Morales,― luego saltó a la Gobernación cruceña.

El actual primer vicepresidente Fernando Larach tuvo su paso previo por la junta electoral de la Asamblea de Comparsas Cruceñas y por la presidencia de los comités cívicos provinciales.

¿Son esas instancias donde se foguean los cívicos? Dabdoub aclara: “Tenemos la impresión de que todo es carnaval en Santa Cruz. El hecho de participar en una asociación o comparsa tiene su peso, como puede ser que yo sea docente o haya trabajado con el Rotary. Es importante, para ganar una elección, tener una hoja de vida, sea de organizaciones vivas, académicas o deportivas”. Ahora, como antes, “lo que en la mayoría de los casos ha sucedido es que para darle continuidad a las políticas del comité, muchas veces el vicepresidente aspira a ser presidente porque conoce los problemas por los que pasa la región”, según Dabdoub.

Cargos

También algo así sucedió en su trayectoria de secretario general del Colegio Médico, luego presidente, posteriormente invitado a postularse a una vicepresidencia del comité y finalmente presidente de esa entidad. Luis Fernando Camacho y Rómulo Calvo también siguieron esa trayectoria, cada uno a su turno, de primero asumir la vicepresidencia y después la presidencia.

Entre tanto, “aquel que asume el liderazgo es porque lleva en su espíritu inquietudes y conoce las necesidades de la gente, conoce la realidad en la que vive, por eso es que varios de los que han sido presidente somos médicos”, comentó Antelo, neurocirujano y presidente en la gestión 2005-2007.

Las condiciones de precariedad de los hospitales públicos, en su caso, fueron un acicate a plantear demandas para resolver estas necesidades porque “uno se desespera y busca espacios dónde participar”. Antelo fue presidente del Colegio Médico, luego de la Sociedad Cruceña de Neurocirugía y posteriormente de la Sociedad Boliviana de Neurocirugía, secretario del Colegio Médico Nacional, dirigente sindical de los médicos del Hospital Japonés y su distrito vecinal lo propuso como candidato al comité.

De madre y padre

Entre los requisitos para postular a dirigir el Comité Pro Santa Cruz está que debe ser cruceño, o de madre o padre cruceño, no ser dirigente de un partido político, no ser autoridad política ni ejercer funciones ejecutivas en entidades autárquicas o públicas y debe ser proclamado por un sector institucional o una provincia.

“Aquí hay mucha gente del propio comité que no ha nacido en Santa Cruz y, sin embargo, son miembros. Aquí, una persona que venga de La Paz y que haya nacido en Santa Cruz puede ser presidente del comité. O habiendo nacido en Oruro, por ejemplo, pero que sea de padres cruceños también puede ser presidente del comité. Hay tolerancia. Lo importante es que conozca la realidad cruceña, entienda sus problemas y defienda sus intereses, su identidad, su cultura y su espacio territorial”, dice Antelo.

“En el comité no existen frentes, planchas ni fórmulas. La elección es uninominal y por cartera”, dijo a El Deber Roberto Gutiérrez, miembro de la junta electoral. Esto implica que las personas se postulan a las carteras de la presidencia y la primera y segunda vicepresidencias. En este caso, la posesión será el 26 de febrero, que es la fecha de la fundación de Santa Cruz.

La síntesis

“No existe un grupo social que no esté representando en el comité, por eso tiene más de 20 sectores que conforman el directorio y cada uno a su vez representa a otras agrupaciones. Están los empresarios y los trabajadores, los profesionales y los estudiantes, están los fabriles los gremialistas. El comité es la síntesis de la representación de la sociedad civil organizada”, dice Dabdoub.

Migrantes

Germán Antelo, médico y dirigente cívico 2005-2007, lo confirma y aclara que hasta las organizaciones de sectores populares están representadas, entre ellas las juntas vecinales, las asociaciones gremiales y los distritos urbanos lejanos, entre otros. “Hemos trabajado muchísimo con los migrantes también, con sectores que han llegado de Cochabamba y otros lugares, ellos nos han ayudado muchísimo en la lucha por los escaños”, dice Antelo.

Sin embargo, no está seguro de si la Central Obrera Departamental (COD), cuyos representantes están vinculados al MAS, asisten a la Asamblea de la Cruceñidad. “Presumo que están participando, pero no sé si van a participar ahora”, dice Dabdoub. En los últimos años se han creado también subcomités cívicos en las ciudadelas del Plan 3000 y la Villa Primero de Mayo.

“Todo el mundo se asocia aquí en Santa Cruz, por ejemploy, la asociación de vende-mandarinas. No son sindicatos. Y nunca le van a querer quitar derechos individuales a la gente. No es que somos 30 y lo que decidimos los 30 le van a querer imponer a uno, aquí no funciona eso”, dijo Antelo.

Los desafíos

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: