Valores sociocomunitarios

Compartir en

Edwin Ramos Mamani

El Ayni y la Mink’a son sistemas económico – sociales de las culturas aymara y quecha, los cuales son practicados hasta hoy para vivir en armonía y equilibrio, en bien de la comunidad. Están basados en los valores de reciprocidad y complementariedad, por ejemplo, cuando varios miembros de la familia y la comunidad ayudan en la roturación de la tierra, siembra, aporque y cosecha de un comunario. Después el comunario debe devolver ese apoyo con el mismo trabajo (AYNI), sembrando las tierras de las personas que le ayudaron. En la actualidad este método de trabajo se lo sigue promoviendo en los pueblos indígenas, (aymaras y quechuas).
La reciprocidad en el Ayni andino significa que, cada actividad de una persona es consecuencia del acto de otra persona, de esa forma se realiza. De manera que el Ayni se efectiviza en las comunidades originarias del Estado Plurinacional de Bolivia. Es decir que el productor recibe una capacitación o sugerencia para mejorar la técnica y hacer productos de alta calidad. El productor responderá haciendo estas actividades de Ayni, se le hará un pago que equivalga al esfuerzo de calidad de trabajo. Luego el productor cumplirá puntualmente con la entrega de los productos, con la calidad acordada, lo que lleva a que las personas compren más y que empiece otra vez el proceso.
Parece lógico, pero romper el equilibrio de la reciprocidad es fácil, cuando alguna de las personas no cumple con su responsabilidad, o siente que dio más esfuerzo que otra. Por ello es más importante estar comunicados siempre, cuando la reciprocidad se aplica todo el tiempo, se logra la armonía en el trabajo y la sostenibilidad.
El presente concepto aymara indica que los opuestos no deben luchar entre sí, al contrario, deben comprenderse e integrarse para un bien en común. Tenemos dos opuestos en Ayni: producción y comercialización. Hemos aprendido en estos años que cada una de estas actividades es muy compleja y ardua, ya sea en la producción o venta. Si un productor experto quiere aprender los sistemas de comercialización actuales, se frustra fácilmente, pues requiere mucho tiempo y capacidad. De igual manera, si un comercializador experto quiere producir lo mismo, tendrá que invertir mucho tiempo para aprender la técnica. Por eso el principio de complementariedad funciona muy bien en Ayni, porque tenemos expertos comercializadores que trabajan juntos, unos dependiendo y controlando a los otros, bajo el principio de reciprocidad.
En conclusión, el Ayni y la Mink’a, son valores sociocomunitarios de los pueblos indígena originario campesinos. Es más, tienen mucha importancia en la sociedad boliviana, porque permiten realizar un trabajo colectivo. Además, tienen un sentido de reciprocidad y complementariedad en las actividades agropecuarias en el Estado Plurinacional de Bolivia.

La entrada Valores sociocomunitarios se publicó primero en El Diario – Bolivia.

Compartir en

Deja tu comentario