Informe presidencial (1)

El 8 de noviembre el presidente Luis Arce presentó a la Asamblea Plurinacional de Bolivia, su informe de gestión. Este informe consta de dos partes. La primera, es un diagnóstico de la situación actual y, la segunda, describe todos los logros y resultados alcanzados como producto de la gestión de Gobierno, desde el 8 de noviembre de 2020.
En sus propios términos: «Ya pasaron dos años que incansablemente trabajamos por la Reconstrucción de nuestro Estado no sólo por los efectos económicos y sociales que dejó la pandemia, sino también por las nefastas consecuencias de la irrupción del orden democrático y constitucional suscitado en noviembre de 2019.
Un primer desafío fue, sin duda alguna, recuperar la democracia en incertidumbre, y lo hemos hecho a través del mejor de los instrumentos en democracia, el voto del pueblo, hemos logrado un contundente 55%, agradecemos la confianza y asumimos el mandato del pueblo boliviano;
Asumimos con humildad el mandato del pueblo de retomar el rumbo hacia la certidumbre, hacia el desarrollo y al crecimiento económico con justicia social.
Un segundo gran desafío, fue contener y parar la pandemia, nos ha tocado lidiar con 4 olas, pero las hemos encarado, sin enclaustramientos ni cuarentenas económicas, y con la tasa de mortalidad más baja de la región y sobre todo con arduo trabajo transparente.
El tercer gran desafío, ha sido la reconstrucción de nuestra economía y la consolidación de nuestro Modelo Económico Social Comunitario Productivo, para retomar la senda de la estabilidad, el desarrollo y el crecimiento económico con justicia social; avanzamos a paso firme en ese cometido.
Todos aquellos factores esenciales que hace a la estabilidad, la correcta gobernabilidad y la necesaria convivencia social pacífica se habían desordenado profundamente. Entonces, allí teníamos todos una tarea descomunal, reconstruirlo. Sabemos que estamos yendo por el camino correcto porque dejamos atrás el odio y la discriminación y vemos hacia adelante a un país que ve a su diversidad como su principal fortaleza, que sabemos administrar de manera soberana nuestros recursos naturales y buscamos el bienestar de la totalidad de población y me complace saber que desde afuera de nuestras fronteras también nos ven de esa forma, como un país unido, digno, soberano y referente indiscutible en el crecimiento económico de la región.
Con esperanza y a paso firme estamos reconstruyendo nuestra economía.
Durante la presente gestión, el mundo y principalmente las economías desarrolladas han venido experimentando presiones inflacionarias que no se veían en más de 30 o 40 años y que tienen efectos directos en el desempeño económico.
Sabemos que el incremento de los precios repercute de forma más agresiva en los sectores más vulnerables de la población y en las áreas con mayor pobreza, por lo que, este escenario de inflación mundial está generando lamentables retrocesos en el ámbito social, desigualdad y en la seguridad alimentaria.
Los precios internacionales de los alimentos y los fertilizantes, que tienen una relación directa en la producción de alimentos, se vienen incrementando de manera sostenida y en algún momento se puso en duda su provisión poniendo en un altísimo riesgo la alimentación de la humanidad, especialmente de los más pobres.
En medio de este contexto, las perspectivas de crecimiento económico en todo el mundo fueron revisadas hacia la baja, mientras que las perspectivas de la inflación se reajustaron hacia el alza. Esto genera un dilema entre la estabilización de precios o la recuperación económica”.
En la próxima semana presentaré las propuestas y acciones del gobierno que muestran bastante claridad en los programas específicos.

La entrada Informe presidencial (1) se publicó primero en El Diario – Bolivia.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: