Suárez, Bolivia y el L. Grammy

El productor musical Vladimir Suárez Arredondo, ganador del primer Grammy Latino (Latin Grammy) para Bolivia, militó en 2019 en las filas de los denominados “pititas”, que se movilizaron contra el gobierno de Evo Morales. Lo hizo desde México, con un destacado arreglo musical inspirado en la consigna que unió a los movilizados: “¡Quién se rinde…!”.

Su trabajo sorprendió, no sólo por la canción, sino por el mensaje que envió en el video de presentación, donde hizo un llamado a la unidad de todos los bolivianos contra el autoritarismo.

Pasaron tres años y Suárez Arredondo levantó en Las Vegas el Grammy Latino por su trabajo en la producción musical “A la fiesta de la música vamos todos”, que hizo junto a su esposa Sophia. Y lo primero que hizo fue celebrar, en este orden: “¡Viva Bolivia! ¡Viva Santa Cruz! ¡Viva la música!”.

Está claro que este compatriota, que lleva 20 años viviendo fuera del país, tiene a Bolivia en lo más alto de sus prioridades.

Desde este espacio, le enviamos una felicitación y un abrazo, por el premio que obtuvo y por su compromiso con el país.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: