Pasó la semana de inscripciones escolares

Padres de familia que tienen hijos en edad escolar, pasaron una semana álgida, ensalzada con muchas preocupaciones; filas en las puertas de las unidades educativas, fotocopias y solicitudes al director/a para inscribir a sus pupilos en los primeros cursos del Subsistema de Educación Regular, es un calvario de nunca acabar. Salvo, los estudiantes antiguos están registrados en Sistema de Información Educativa (SIE) del Ministerio de Educación, automáticamente desde el año que ingresaron a la escuela.
Recordemos, esta sabía decisión de implementar inscripciones automáticas, fue determinada bajo R.M. 162/2001, artículo 38 (inscripción); ahora traducida y reflejada en el documento conocido como: Registro Único del Estudiante (RUDE), donde el sistema asigna un código al estudiante automáticamente, que tiene validez hasta la conclusión de estudios correspondientes al nivel secundario. Es decir, hasta concluir el Bachillerato Técnico Humanístico (BTH).
Esta medida de las inscripciones automáticas, sirvió para reducir las consabidas filas de mamás y papás, que se originan en las puertas de las escuelas. Administrativamente, también permitió la agilización de la inscripción de los estudiantes. Además, cumple con una de sus finalidades mayores: “reducir actos de corrupción escolar”, que se producían en las unidades educativas, cuando representantes de las juntas escolares, exigían a los estudiantes nuevos una bolsa de cemento o aportes económicos (exacciones).
La incorporación de la tecnología y documentos SIE y RUDE en los quehaceres del sistema educativo, permitió a los directores reducir carga administrativa que llevaban, salvándose de múltiples indignaciones y acusaciones que sufrían de parte de algunos padres de familia, que ante toda situación encontraban argumentos para causar daño a la autoridad de la institución. Irregularidades, que paulatinamente para bien están desapareciendo en el sistema educativo.
En la R.M. 001/2023, artículo 7: dispone periodo de inscripción escolar de una semana del 16 al 20 de enero, bajo responsabilidad del director de unidad educativa, sólo para estudiantes nuevos. Prohibiendo reserva de plazas, cupos de matrícula o exámenes de ingreso en unidades educativas fiscales, privadas y de convenio, antes del periodo de inscripciones. Y en el artículo 8 establece: “inscripción sólo de estudiantes nuevos en los primeros cursos de la unidad educativa”. Resalta: “La inscripción de los hermanos será automática” en caso de vacancias disponibles”; garantizando la inscripción sin restricciones de todos los estudiantes…
Y, en el artículo 10, establece: “La inscripción de los estudiantes antiguos para el año de escolaridad que les corresponde, es automático, debiendo ser ratificado este aspecto con la presencia física del estudiante en la primera semana de clases en área urbana y provincial, mientras que, en el área rural, lugares alejados y de difícil acceso será hasta el 17 de febrero de la presente gestión”.
Ahora bien, se puede reducir a cero las filas de los padres de familia en escuelas de alta demanda, evitar actos de corrupción y burocracia administrativa; si el Ministerio de Educación, dispone en la resolución ministerial del año siguiente, inscripción de estudiantes nuevos en los primeros cursos del subsistema de educación regular y alternativa, vía INTERNET, como se hace para ascensos de categoría de los profesores y/o procesos de institucionalización de los directores de unidades educativas. Y en la primera semana de clases; directores, secretarios y docentes controlarán la asistencia de los estudiantes nuevos y antiguos. Así iniciaremos trabajo pedagógico serio, con calidad y calidez humana, desde el primer día de clases. Porque esperar durante días y semanas la confirmación o retorno de todos los estudiantes antiguos a la unidad educativa, merma la posibilidad de elevar la calidad educativa.

La entrada Pasó la semana de inscripciones escolares se publicó primero en El Diario – Bolivia.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: