Dirigente extraviado

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, reapareció ayer tras varios días de silencio después de haber logrado protagonismo con unas declaraciones xenófobas contra los bolivianos nacidos en Santa Cruz de padres extranjeros.

Para su suerte, los aludidos no hicieron caso a su ofensa y, por el contrario, los cruceños le respondieron con memes e infinidad de burlas. Ahora, ya es una broma común decir que uno viaja a “Santa Croacia”, por ejemplo.

Y el plazo de 72 horas que puso Huarachi para que los líderes cruceños abandonen esa región no tuvo absolutamente ningún peso.

Ayer regresó el dirigente para hacer otra declaración que demuestra su nivel de extravío y ratifica que la COB se encuentra en las peores manos de su historia.

Esta vez dijo que “no es una necesidad urgente” la aprobación de una ley para el censo, como si no hubiera visto lo que ha ocurrido en el país los últimos 34 días de paro indefinido, que dejaron al menos tres fallecidos. Como si no supiera que el paro sigue, justamente a la espera de esa ley. Definitivamente Huarachi está perdido.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: