Arce dio un dato verdadero, uno falso y uno engañoso sobre el crecimiento

Los datos sobre crecimiento económico que el presidente del Estado, Luis Arce Catacora, compartió el 22 de enero en su mensaje conmemorativo por los 14 años de creación del Estado Plurinacional de Bolivia no fueron del todo reales; aunque uno de ellos sí es verdadero, otro resultó falso y un tercero es engañoso, según el portal Bolivia Verifica.
En su discurso, el Jefe de Estado informó que “pese a un contexto internacional adverso y producto de las políticas implementadas en el marco de nuestro modelo económico orientadas a la reconstrucción económica-productiva registramos una cifra de crecimiento positiva del 6,1% para la gestión 2021 y para fines de la gestión 2022 hemos llegado cerca del 4%”.
Este último dato sí coincide con las proyecciones dadas a conocer a finales del año pasado por el Gobierno. En los primeros meses de 2022, en el marco del Programa Fiscal-Financiero, el Ejecutivo estimó una tasa de crecimiento del PIB del 5,1%; sin embargo, esta fue reestimada, en diciembre, situándola en alrededor del 4%, lo que se atribuyó a la huelga en Santa Cruz y el cambio climático.
En octubre de 2022, el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, afirmó que el haber alcanzado un PIB del 4,13% “ratificaba el retorno a senda del crecimiento económico”.
Un análisis realizado para Bolivia Verifica por la Fundación INESAD (Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo), con base en datos del INE (Instituto Nacional de Estadísticas), establece que “si bien, los problemas en Santa Cruz y el cambio climático pueden haber afectado el crecimiento, las proyecciones del Programa Fiscal-Financiero fueron muy optimistas; de hecho, más altas que las del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. Un segundo aspecto que preocupa es que con una tasa de crecimiento del 4%, Bolivia apenas habría sobrepasado el PIB del 2019, es decir recién se habría pasado con creces la etapa de recuperación”.
El presidente Arce Catacora se refirió también a los efectos que dejó en la economía la crisis político-social de 2019 y 2020 y la pandemia del nuevo coronavirus.
“No podemos olvidar que venimos de una profunda crisis económica que nos dejó el gobierno de facto, por una pésima administración económica y que a esto se sumó la pandemia. Al segundo trimestre del 2020 se registró en ese año un decrecimiento del 12% de nuestra economía”, dijo. (Minutos 24:57).
Sin embargo, en una búsqueda de datos en la página oficial del INE se verificó que el propio INE cifró este dato en -11,11%, por lo que la cifra que dio el Presidente no es verdadera.
En un reporte fechado el 12 de octubre de 2020, esta institución informó que “al segundo trimestre de 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) registró una variación acumulada de -11,11% debido a los efectos relacionados a la emergencia sanitaria de covid-19 que afectó a todas las economías del mundo. Sin embargo, el Índice Global de Actividad Económica (IGAE) a julio de 2020 muestra fuertes indicios de recuperación en la economía, en línea con lo proyectado por instituciones nacionales e internacionales para el PIB de esta gestión”.
Luis Arce también se refirió a estimaciones de organismos internacionales que sitúan a Bolivia como una de las tres naciones de la región con las tasas más altas de crecimiento para este año.
“Organismos internacionales como el Banco Mundial posicionan a nuestro país entre los tres países con mayor crecimiento de la región para la gestión 2023”, señaló. (Minutos 25:50)
Una revisión a las proyecciones de crecimiento económico mundial elaboradas por el Banco Mundial da cuenta, en efecto, que pese a la desaceleración en la economía del orbe, algunas naciones, entre ellas Bolivia, reportarán un crecimiento. Sin embargo, en el análisis realizado por el Banco Mundial sobre la región, es decir toda América Latina y el Caribe, Bolivia no está entre los tres primeros países con las mejores proyecciones. La razón radica en que Bolivia forma parte de un conjunto de 28 naciones que conforman el panorama regional. Por tanto, el dato compartido por el Mandatario es engañoso.
En esa línea, la verificación pudo establecer que Bolivia figura en el décimo lugar de las proyecciones elaboradas por el Banco Mundial para el crecimiento del PIB en 2023. La referencia del Presidente apunta, más bien, a un análisis que abarca solo a las naciones de Sudamérica.

La entrada Arce dio un dato verdadero, uno falso y uno engañoso sobre el crecimiento se publicó primero en El Diario – Bolivia.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: