Narcotráfico: secuestradores cercenaron un dedo a rehén que ahora está internado y con custodia

 

Luego del rescate de Patricio V. O., reportado como secuestrado desde el sábado 1 de octubre, este viernes por la madrugada fue trasladado hasta una clínica privada para recibir atención médica, debido a que sus captores le cercenaron el dedo pulgar izquierdo como medida de presión para conseguir el dinero y dejarlo en libertad.

“En un examen externo se ha podido evidenciar heridas y la amputación del dedo pulgar de la mano izquierda e inmediatamente ha sido trasladado a una clínica privada de Santa Cruz”, informó este viernes el comandante Departamental de la Policía de Santa Cruz, Jhonny Chávez.

Las imágenes de la tortura que sufrió el secuestrado fue enviada a su familia a través de un video, como advertencia si no cumplía con el pago del rescate, que ascendía a 100.000 dólares.

Patricio, quien se dedica presuntamente a la agricultura en el municipio de Entre Ríos, en Cochabamba, fue abandonado por sus secuestradores en una zona boscosa del trópico cochabambino ante la presión policial.

El día que desapareció se dirigió hasta la ciudad de Santa Cruz para hacer un pago de 200.000 dólares, presuntamente por la compra de droga.

En la actualidad, se encuentra internado en una clínica privada en la ciudad de Santa Cruz, donde será sometido a una cirugía en su herida, debido a que está infectado, además de estar deshidratado. Entretanto, efectivos de la Policía custodian en el lugar.

Después de la denuncia de secuestro, la Policía aprehendió a seis personas, entre ellas, una mujer. Cuatro fueron sometidas a audiencia de medidas cautelares en el Juzgado Décimo Tercero de Instrucción en lo Penal y fueron enviadas a la cárcel con detención preventiva por 180 días.

Uno de los detenidos es la expareja del presunto autor intelectual de nacionalidad colombiana, de quien se desconoce su paradero. El abogado de la mujer alegó inocencia, ya que señaló que su cliente ya no convive con el extranjero y que sólo tienen en común tres hijos.

Aunque el Ministerio Público señala que ella estaba al tanto y que incluso se dirigió a la Policía para averiguar el caso del secuestro.

En la audiencia de medidas cautelares se conoció que el día del secuestro de Patricio llamó a su esposa para pedirle que tenga listas cinco bolsas, presuntamente de sustancias controladas, para que las envíe como parte del pago de la deuda.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: