Defensa de Machicado habla de “detención exprés”, Alanes ve delito

 

La defensa de Freddy Machicado, el dirigente de Adepcoca que recibió este jueves seis meses de prisión preventiva, calificó como “detención exprés” el proceso en contra de su cliente, ya que en menos de 24 horas fue aprehendido, imputado, cautelado y llevado a San Pedro.

Según recalcó el abogado Dayner Quispe a Erbol, este proceso suele durar días entre que la Fiscalía presenta la imputación en las 24 horas después de la aprehensión, un juez fija una audiencia cautelar, emite un mandamiento y la Policía ejecuta el mismo. En el caso de Machicado, sin embargo, todo se realizó entre las 11:00 del miércoles, cuando fue aprehendido, y las 7:30 de este jueves, cuando fue trasladado al penal.

El letrado detalló que la audiencia fue fijada en un principio para las 21:00 de ayer, pero se reclamó que se estaba vulnerando el derecho a la defensa, ya que el cuaderno de investigación aún no estaba en el sistema informático

Tras una presunta intervención del Ministerio de Gobierno, la autoridad judicial dispuso un cuarto intermedio de una hora, tras lo cual inició una audiencia que duró hasta las 4:30 de la madrugada y se dictó la prisión preventiva.

Quispe cuestionó la rapidez del proceso, cuando en otros casos los tiempos son más extensos. Por eso, el abogado sospecha que “todo estaba planificado y que la suerte del dirigente estaba echada” —según el medio—, por lo que apelará la decisión.

La Fiscalía inició de oficio este proceso por los hechos violentos registrados durante la toma del mercado paralelo de la coca, instalado en Villa El Carmen por Arnold Alanes, dirigente afín al MAS. Los hechos se produjeron el 8 de septiembre pasado, cuando el bloque de cocaleros que sigue a Machicado tomó ese predio, al considerar que funciona al margen de la ley.

En total son 15 los cargos que pesan contra el dirigente, entre los que se incluyen porte y portación ilícita.

Al respecto se manifestó este jueves también Alanes, quien aseguró ver delito en los hechos del 8 de septiembre y dijo confiar “en la justicia y en Dios” para el desenlace.

“No logro entender cuándo la prensa le pregunta ¿por qué delito? ¿Acaso no han visto lo que ha pasado el 8 de septiembre? Eso se clasifica con un término que se llama delito”, declaró ante los medios.

“Dejo en las manos de la justicia y, principalmente, dejo en las manos de Dios. Lo que han hecho el 8 de septiembre es un caso muy extraordinario, no es un caso irrelevante. (…) Nosotros estamos en calidad de víctimas, a quienes han saqueado, a quienes han robado es nosotros”, sostuvo, después de ratificar la marcha para el día lunes.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: