De sembrar pruebas a proteger grupos de choque del MAS, el papel de la Policía

 

La Policía Boliviana actúa de manera parcializada en el conflicto por el paro cruceño. Mientras “siembra pruebas” a los aprehendidos que apoyan la medida, protege a los grupos de choque del Movimiento Al Socialismo (MAS), según imágenes y testimonios de vecinos del Plan 3.000, que cada madrugada viven una pesadilla debido a los enfrentamientos violentos. Los gases lacrimógenos que lanzan los efectivos llegan hasta las viviendas de la gente y afectan sobre todo a niños, adultos mayores y mascotas.

Ayer se cumplieron 25 días del paro cruceño por el censo 2023 y entidades nacionales e internacionales identifican que hubo violación a los derechos humanos de parte de ambos bandos y también excesos del Estado, por lo que piden respeto a los derechos fundamentales de las personas.

Enfrentamientos

La relativa tranquilidad que viven los vecinos de la zona de La Campana en la ciudadela del Plan 3.000 se va en la madrugada, cuando empiezan los enfrentamientos entre dos grupos: los que están a favor del censo en 2023 y el grupo de choque del MAS que tomó la rotonda de ese vecindario.

Mientras estos últimos lanzan explosivos a los grupos del paro, éstos también responden lanzando petardos. Los policías antimotines les disparan gases lacrimógenos, pero no sólo a los del enfrentamiento, sino que lanzan los gases a los domicilios y también disparan estos artefactos a quemarropa a personas que no son parte de la trifulca. Todos estos hechos fueron grabados en imágenes que compartieron los vecinos del lugar y se hicieron virales en las redes sociales y también fueron filmados por cámaras de televisión.

Uno de esos medios es Unitel, que ayer mostró imágenes en las que se vio cómo los policías daban paso al grupo de choque del MAS, que estaba perpetrado en la rotonda de La Campana, y luego se acercan a los vecinos para atacarlos y lanzarles petardos que detonaban como cohetillos. Paralelamente, los policías también lanzaban sus gases.

En otras imágenes se ve que también los policías de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), de la Patrulla de Auxilio Ciudadano (PAC), recorren las calles de esa zona lanzando gases lacrimógenos a diestra y siniestra, incluso a las casas, sin tomar en cuenta que son habitadas por niños, mujeres, ancianos y mascotas.

Hay molestia

“Los policías vienen y nos gasifican a todo el barrio. Todas las noches vienen a gasificar, no podemos ni andar por nuestras calles, nosotros que somos dueños de casa, pagamos impuestos, no podemos estar tranquilos en nuestra casa. En cambio, a los maleantes que están en el obelisco ni los levantan”, protestó una vecina del Plan 3.000 a Unitel.

Una mujer de la tercera edad afirmó que ya no pueden vivir en esas condiciones e imploró a las autoridades que solucionen de una vez este conflicto.

“Siembran pruebas”

En los enfrentamientos del viernes 11 de noviembre se registraron varias imágenes de video de personas que filmaron la acción de los policías antimotines. Uno de esos registros muestra a un grupo de policías que detuvo a un joven, lo tumbó al suelo y cuando éste estaba reducido pusieron a su lado una bomba casera. Se ve a uno de los policías ordenar que le tomen una foto con el objeto para que aparezca como si esa persona fuera dueña del explosivo.

Pero no fue el único hecho. En otro video, unos vecinos desde el interior de su casa, filman cuando unos cinco policías golpean, patean y le rocían gas en la cara a un hombre tendido en el piso, mientras otro uniformado va y viene, vigilando que nadie los sorprenda.

En un video de una cámara de seguridad se ve a unas cinco personas en la puerta de su casa viendo la gasificación, de repente reciben a quemarropa una granada de gas activa, dos mujeres y dos varones huyen adentro de la casa y un hombre toma la bomba de gas y la devuelve para después escapar.

El Ministerio de Gobierno no ha emitido ninguna postura al respecto. Este medio buscó al comandante de la Policía Departamental de Santa Cruz, Jhonny Chávez, para hacerle las consultas, pero el celular de la autoridad policial estaba apagado.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: