Otros dos periodistas son citados a declarar ante fiscal

 

Otros dos periodistas fueron citados a declarar ante fiscal por decisiones administrativas que tomaron mientras trabajaron en BTV, el canal estatal, durante el gobierno transitorio de Jeanine Añez.

Gonzalo Rivera, que dirige el programa Encontrados que se difunde por radio Fides, y su productora Shirley Gutiérrez, son acusados de haber contratado a una tercera persona como comentarista y no haber hecho un seguimiento posterior. Rivera denunció que el fiscal que ve el caso lo convirtió en una acusación penal, con una figura que tiene entre tres y cinco años de cárcel.

Rivera fue gerente general de BTV durante un corto tiempo durante el gobierno transitorio.

Otros tres periodistas también son acusados penalmente por asuntos administrativos realizados cuando trabajaron en BTV en 2020: Andrés Rojas, Pablo Llano y Adriana G. (pidió no revelar su apellido). Rojas y Adriana G. son acusados de haber contratado a Pablo Llano pagándole más que lo establecido en una escala para cargos públicos. Otros cinco exfuncionarios administrativos también son acusados.

En el país parece producirse una ola de acoso a los periodistas. Aparte de los mencionados, en las últimas semanas cuatro periodistas han sido citados por fiscales para que revelen las fuentes de sus informaciones. En tres de los cuatro casos, los fiscales desistieron de sus acciones debido a las críticas de las organizaciones periodísticas y de prensa.

El periodista Gonzalo Rivera dijo que él y su colega Gutiérrez hicieron “todo bajo norma” cuando trabajaron en el canal estatal.

“Lo que hemos hecho (dentro del canal) está en la norma, lo hicimos dentro de la norma. Todas las decisiones han sido adoptadas por todos los mismos trabajadores y ejecutivos y ellos tomaban las decisiones en función de su conocimiento y experiencia y nosotros nos basamos en las normas que ellos ponían”, manifestó a Brújula Digital.

Contó que, en su llegada a BTV, hicieron ajustes tras 14 años de gobierno del MAS.

“En ese tiempo nosotros hicimos ajustes en función a la programación, a la selección de equipos. Lo hemos hecho todo eso con todos los trabajadores del canal”, dijo.

Según el periodista, se los acusa por haber contratado supuestamente a una persona “fuera de norma”.

“La acusación que se nos hace es ‘incumplimiento de deberes’, por haber contratado a una persona y no haber hecho seguimiento administrativamente. Ya he declarado yo y la licenciada Shirley Gutiérrez y la condena que pesa sobre nosotros es de tres a cinco años”, indicó el comunicador.

En su programa Encontrados, que Rivera dirige en radio Fides, contó que le llegó una notificación “con carácter penal” por haber contratado a una persona cuando era gerente de BTV.

“Nosotros hemos buscado defensa legal y hemos acudido a las convocatorias que se no ha hecho. Estamos a la espera ahora de las autoridades judiciales. El punto es que se nos quiere dejar en la cárcel”, dijo Rivera al medio digital.

El caso de Rivera es similar a la del periodista Andrés Rojas, que, por un “error administrativo en Bolivia Tv”, el fiscal Junior Flores pidió, en agosto de esta gestión, prisión preventiva.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: