Asesinos de Anakin piden permiso para salir de prisión y casarse por lo civil

 

Luz Ruby y Álvaro Salinas, quienes fueron encontrados culpables por el asesinato de Anakin Tancara, solicitaron un permiso para poder salir de prisión y contraer matrimonio. Los jóvenes le pidieron al Tribunal Tercero de Sentencia en lo Penal de la ciudad de El Alto salir este martes para ir al Servicio de Registro Cívico (Serecí) y obtener la documentación necesaria para el casamiento.

“Señor juez, como es de conocimiento de su digno tribunal que su autoridad preside, nuestras personas guardan detención preventiva en la presente causa, a tal efecto tenemos por objeto presente continuar con un proyecto de vida común entre ambos de forma sostenible, por ello hemos decidido contraer matrimonio civil (…) solicitar a vuestra autoridad se sirva autorizar salida de nuestras personas para el día 22 de noviembre de 2022”, consta en el documento, presentado el 13 de octubre, al que tuvo acceso Unitel.

El padre de la víctima, Milton Tancara, aseguró que la solicitud fue aceptada, por lo que le embarga la “impotencia”. Afirmó que su abogada ya habló con el Ministerio de Gobierno “para tomar recaudos”.

“¿Qué se puede esperar de dos reos que ya están sentenciados, que ya saben cuál es su futuro? Solamente el utilizar la visita conyugal y planear una fuga ambos. O, de lo contrario, la muchacha va a embarazarse, y utilizar ese aspecto para pedir los privilegios”, opinó a Radio Pacham.

De acuerdo a las investigaciones, el 30 de agosto de 2021 Luz citó a Anakin, que era su expareja, y se dirigieron al domicilio de la joven donde consumieron bebidas alcohólicas. Horas más tarde, llegó la actual pareja de Luz, Álvaro, quien aprovechó el estado de Anakin para agredirlo físicamente y, con ayuda de su novia, procedió a cercenar sus extremidades con un arma blanca, provocándole la muerte.

Luego de cometer el delito, ambos colocaron el cuerpo dentro de una bolsa y lo dejaron en el barrio Bella Vista de la ciudad de El Alto.

En audiencia de juicio oral, los jóvenes de 21 y 24 años de edad fueron sentenciados a 30 años de presidio en los penales de Miraflores y Chonchocoro, respectivamente. El caso se encuentra en proceso de apelación.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: