Santa Cruz es el epicentro de la viruela del mono

 

Santa Cruz

El Ministerio de Salud confirmó el quinto paciente con viruela del mono en Bolivia. Este caso también fue detectado en Santa Cruz, al igual que los otros cuatro positivos que se han detectado hasta el momento.

El primer caso de viruela del mono fue registrado el 1 de agosto y cinco días después, el 6 de agosto fue detectado el quinto caso. Es decir que en menos de una semana se registraron los cinco positivos en Santa Cruz.

El primer caso de viruela del mono fue informado el lunes 1 de agosto. El ministro de Salud, Jeyson Auza, explicó que el paciente era un hombre de 38 años sin antecedentes de viajes al exterior.

La noche del miércoles se informó de nuevos positivos. El paciente dos de viruela del mono en Bolivia es un ciudadano de nacionalidad brasilera que tiene 26 años, que estuvo en Campo Grande, Brasil, y entró en contacto con cinco personas.

El paciente tres se trata de un varón de 43 años, que también realizó un viaje a Brasil. No se especificó a qué estado. Tuvo contacto con otras tres personas que viven en su domicilio.

El caso cuatro de contagio de viruela del mono en Santa Cruz se trata de un varón de 27 años que no tiene antecedentes de haber viajado al exterior y por ello es considerado el primer postivo de transmisión local.

El quinto positivo con viruela del mono se trata de un joven de 27 años de nacionalidad boliviana y que padece enfermedades de base.

“Es una persona inmunodeprimida”, manifestó Freddy Armijo, director de Epidemiología del Ministerio de Salud.

“Afortunadamente esta enfermedad es benigna, no deja mayores complicaciones salvo las lesiones propias de la viruela, en pocos casos, en muy contados casos los síntomas se pueden llegar a complicar, pero para eso ya tenemos previsto un hospital”, alentó Armijo al referirse a las consecuencias que puede tener este virus.

Las personas que tienen la enfermedad son contagiosas mientras tienen síntomas (normalmente entre las primeras dos y cuatro semanas). Se puede contraer esta afección a través del contacto físico con alguien que tiene síntomas. Las erupciones, los fluidos corporales (como fluidos, pus o sangre de lesiones en la piel) y las costras son particularmente infecciosos. El contacto con objetos que han estado en contacto con la persona infectada como la ropa, ropa de cama, toallas u objetos como utensilios para comer también pueden representar un foco de infección. Agencias

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: