Abogado de Pacheco dice que el “audio coima” fue modificado

El abogado del exsecretario de salud de la Gobernación de Santa Cruz Fernando Pacheco informó ayer que el audio en el que vinculan a su defendido con supuestos actos de corrupción debe ser desestimado en el proceso como prueba porque “fue modificado”.

“El audio es el elemento probatorio que usó el Ministerio Público para hacer allanamientos, llamar a la familia y a los vecinos. Desde un principio hemos cuestionado (el audio), porque éste fue modificado”, indicó el jurista Joa Del Bravo.

Dijo que la Defensa hizo analizar el audio con dos peritos, quienes concluyeron que fue modificado porque en “la entrada y la salida aparecen dos voces extrañas de un hombre y una mujer, además se escucha constantemente martilleo o bulla que según los peritos manifiestan que se sobreponen a la conversación de Pacheco”.

Explicó que desde que comenzó el proceso, se sugirió a la Fiscalía -dentro del principio de objetividad-, hacer una pericia.

Luego de hacer el análisis de los peritos, el jurista aseguró que ese audio debe ser desestimado como parte de las pruebas. “Estamos viendo una Fiscalía desesperada porque no tiene elementos probatorios”, sostuvo.

Criticó -además- que hasta la fecha el médico que entregó el audio todavía no fue convocado para declarar.

Hace dos semanas, Pacheco fue denunciado por la Gobernación cruceña porque se difundió un audio en el que supuestamente la exautoridad de salud cobra dinero como parte de coimas.

Pacheco fue convocado a declarar y cuando surgió el mandamiento de aprehensión, él desapareció, pero días más tarde se declaró en la clandestinidad. Su madre dijo que debido al trabajo que tuvo en la Gobernación, su hijo está en esas condiciones.

El martes, la Fiscalía convocó a declarar a seis personas, entre familiares, vecinos y trabajadores. Bravo pidió ayer que se terminen las persecuciones a la familia de su defendido.

El Ministerio Público -también- convocó a declarar a la esposa de Pacheco, pero hasta el momento se desconoce su paradero. Hay un mandamiento de aprehensión en su contra. Su familia dijo ayer que ella no tiene nada que ver en el caso. “Queremos justicia imparcial”, gritaban los parientes.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: