Exministro y su director son sentenciados a 8 de prisión

 

El Tribunal Primero Anticorrupción de La Paz determinó sentencia de 8 años de presidio para el ex ministro de Desarrollo Rural, Edwin Characayo, y su director, Hiper García. El primero cumplirá su condena en el penal de Palmasola, en Santa Cruz, y el segundo en el penal de San Pedro, de La Paz.

“Esta disposición ha sido leída en su parte última, es decir, la parte dispositiva y la lectura íntegra de la sentencia se va a realizar el 16 de septiembre a las 8:30. A partir de esta, si las partes hubieran sido agraviadas con esta resolución pueden presentar la apelación restringida”, dijo el abogado Eusebio Vera al confirmar el fallo.

El 13 de abril de 2021 Characayo y García fueron detenidos y acusados del cobro de una coima de $us 20.000 como adelanto de un total de $us 380.000 por no revertir la propiedad rural de “El Triunfo II” en el departamento de Santa Cruz.

El caso se remonta a febrero y marzo del pasado año cuando la familia denunciante llegó hasta la Policía para hacer conocer que eran víctimas de un soborno que pretendían cobrar las autoridades del ministerio de Desarrollo Rural para no revertir su propiedad de nombre, “El Triunfo II” en el departamento de Santa Cruz.

Las autoridades recibieron la denuncia e iniciaron una investigación, los afectados indicaron que recibieron presiones para hacer los pagos y que la propiedad que tienen salga en su favor. Los “enviados” del ministerio les indicaron que el costo total de ese pedido sería de $us 380.000, distribuidos entre tres partes.

$us 100.000 serían para el entonces ministro, Edwin Characayo; otros $us 80.000 para el intermediario, en este caso, Hiper García; mientras que $us 200.000 debían ir a pagos a los funcionarios del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

La justicia los procesó por los delitos de incumplimiento de deberes y beneficios en razón del cargo y dictó los ocho años de presidio; la defensa de los acusados adelantó que apelarán la decisión judicial. El proceso fue expedito, pues duró 17 meses, entre la aprehensión y la sentencia. Agencias

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: