Recompensa 5 millones de pesos por taxista boliviano

 

Clarín, La Nación, Infobae y Página 12, entre otros medios de comunicación de renombre en Argentina, siguen de cerca un caso mediatizado y caratulado en la justicia como “abuso sexual agravado”. Ocurrió en el mes de abril del año 2015.

La Interpol (Policía Internacional) activó en su momento el “sello rojo” para dar con el paradero de Tito Franklin Escobar Ayllon, un boliviano con residencia en Escobar, Buenos Aires, de ocupación taxista y que hace casi ocho años abusó de una joven de 20 años que se había quedado dormida en su auto.

El Juzgado N°2 de la Capital Federal tramita desde 2015 la causa 22.567/2015, seguida contra Tito Franklin Escobar Ayllon por abuso sexual agravado, perpetrado en las primeras horas del sábado 18 de abril de 2015 en el interior de un vehículo taxi, marca Chevrolet modelo Spin.

El boliviano se dio a la fuga luego de confesarle a su mujer que había cometido el abuso y abandonar su vehículo en un descampado de la capital argentina. El caso salió a la luz gracias a la tenaz lucha que emprendió la víctima para dar con el abusador, pero hasta ahora de nada ha servido. Incluso la joven, hoy casada y con un título de abogada, y que escribió un libro para contar su historia, viajó hasta Bolivia para recabar pistas del agresor.

En su momento, el Gobierno argentino ofreció una recompensa de 200 mil pesos argentinos para quien dé pistas sobre el delincuente; luego elevó la cifra a medio millón de pesos. Y más recientemente, en junio del año pasado, la recompensa subió a 5 millones de pesos. Pero ni así dieron con él.

Todo indica que Escobar Ayllon cambió de apariencia física para evitar su captura hasta este momento. El abuso que cometió fue catalogado en Argentina como “horroroso”, porque el sujeto actuó alevosamente contra su víctima. Según los registros del Ministerio de Seguridad argentino, el boliviano, que hoy tiene 51 años, es uno de los cinco prófugos más buscados en ese país.  Agencias

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: