ANPB y APLP recuerdan que defienden a todos los periodistas, ante plantón de medios oficialistas y afines

Mediante un comunicado público, la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) y la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) recordaron este lunes que han emitido comunicados y realizado declaraciones en favor de la protección de todos los periodistas bolivianos, incluidos los que trabajan en medios oficialistas y estatales.

La declaración se realizó debido a que este lunes 16 de enero un grupo de funcionarios de medios cercanos al gobierno y estatales realizaron un plantón en el frontis del edificio en el que se ubican las oficinas de la APLP y la ANPB.

Los manifestantes, entre los que habían periodistas de esos medios, gritaron consignas contras las entidades periodísticas y señalaron que solo defienden a los medios independientes.

En su comunicado, ambas instituciones desmintieron aquello y “solicitaron revisar los comunicados anteriormente divulgados”.

La semana pasada, por ejemplo, se emitió un comunicado en el que se menciona el caso de una periodista del canal Abya Yala, que fue agredida por manifestantes contrarios al gobierno.

Respecto de los fallecidos de los hechos de Senkata y Sacaba, que también fueron parte de los estribillos y carteles de los asistentes al plantón, la APLP y la ANPB les recordaron “que son los operadores de justicia los que tienen en sus manos esos casos”.

El comunicado agrega que “el trabajo de los periodistas es crecientemente riesgoso en el país. Grupos de choque y uniformados agreden a los periodistas que hacen cobertura. Solo en Santa Cruz, desde el secuestro y tortura de periodistas en el caso ´Las Londras´ hasta principios de 2023, se han producido 75 agresiones contra comunicadores”.

También en La Paz se suele enfrentar situaciones similares, dice el comunicado. “Es común que miembros de integrantes de diferentes manifestaciones terminan agrediendo los periodistas, física y verbalmente. Una marcha de grupos de choque relacionados al MAS así lo demostró la semana pasada”.

La ANPB y la APLP señalan que se puede afirmar “que el trabajo periodístico está en su fase más riesgosa desde que en 1982 se inició el gobierno democrático de Hernán Siles Zuazo”.

El texto agrega que “Bolivia vive en los últimos 16 años una etapa en la que el poder ha intentado coptar, amedrentar y controlar a los medios y periodistas independientes. Se han usado los mecanismos del uso discriminatorio de la publicidad estatal, acoso verbal, amenazas de juicios, presiones para despedir a periodistas y otros”.

Sin embargo, dice el pronunciamiento, “esos mecanismos no han logrado su objetivo gracias a la valentía y al compromiso de cientos de colegas que siguen realizando un trabajo en favor de informar adecuada, oportuna y matizadamente a la ciudadanía boliviana”.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: