Denuncian que estudiante chileno fue secuestrado y piden más de 150.000 mil $ 

 

Fernando Enrique Salazar Julio de 20 años de edad, de nacionalidad chilena, fue reportado inicialmente como desaparecido este pasado martes y la policía emitió un aviso de persona desaparecida.

En la que señala que el joven salió de su domicilio en la zona de Cala Cala, el lunes 14 de noviembre cerca a las cinco de la tarde, luego de recibir una llamada telefónica y desde entonces no volvieron a saber nada de él, pidiendo a la población proporcionar información sobre su paradero ya que su familia se encuentra desesperada.

El joven chileno llegó al país para estudiar medicina en una universidad particular.

Sin embargo, tras más de 72 horas de su desaparición su misma familia dio a conocer que en realidad se encontraría secuestrado.

“Hola este joven que aparece aquí se llama Fernando esta secuestrado en Bolivia el es mi primo, pero lo críe como mi hermano necesitamos toda su ayuda”, señala el video posteado por su primo.

Este agrega que para su liberación los secuestradores exigen la suma de 150 millones de pesos chilenos lo que son más de 150 mil dólares, “necesitamos toda su ayuda están pidiendo 150 millones, no sabemos como poder lograr esa cantidad imposible, pero quiero hacer este video viral y que por favor podamos lograr la meta, yo se que todos tienen compasión, mil pesos, 500 pesos, lo que puedan aportar todo será bienvenido”, añade.

Según el relato del familiar en su pedido de solidaridad, explica que solo tienen tres horas para recaudar el dinero, “por favor solamente tenemos tres horas para poder entregar el dinero y para que nos puedan entregar vivo, yo voy a seguir con esta información para que estén al tanto, les pido a toda la humanidad, Dios y al universo a todos por favor que este mensaje llegue a la máxima cantidad de personas”, finaliza.

El video fue publicado cerca a las 9 de la mañana según la hora boliviana, sin embargo, el mensaje fue replicado unas horas después, posteriormente su primo puso en venta un automóvil y algunos equipos electrónicos y la familia explicó que aún no tenían más información sobre el joven.

Finalmente anunciaron una cadena de oración pidiendo por que el estudiante pueda ser rescatado sano y salvo.

La madre del joven explicó a la policía que envió a su hijo una encomienda con una tercera persona, de la que también presumen que podría haber sido secuestrada.

“Claramente un joven chileno, que estudia en Cochabamba, había sido secuestrado, situación que es comunicada a su madre y obviamente, con el debido rescate que hay de por medio. Por eso se podría configurar la figura del secuestro”, informó el subprefecto Hugo Astroza, jefe de la BICRIM.

Según se conoce la última señal de su celular se registró a 50 kilómetros de su casa tras dos horas de que saliera de su vivienda, habría abordado una camioneta y actualmente el caso es investigado en reserva por la Felcc, Interpol y el PDI de Chile.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: