Leche y menta para los parásitos intestinales

 

Los parásitos intestinales son un problema de salud silencioso, ya que sus síntomas pueden confundirse con otras afecciones. No obstante, pueden afectar de manera importante a nuestro organismo, sobre todo si no los tratamos de la manera adecuada.

Los parásitos intestinales son un problema de salud al cual debemos prestarle atención. Si convivimos con mascotas, por ejemplo, deberíamos desparasitarnos una o dos veces al año, por lo menos. Los niños son los que más sufren este problema, algunos síntomas son:

Molestias gastrointestinales como dolor, pesadez, hinchazón, estreñimiento o diarrea, etc. Dolores de cabeza. Trastornos en el apetito. Cansancio. Alteraciones en el estado de ánimo: nerviosismo, irritabilidad. Picor en el ano o en la punta de la nariz. Cambios en las heces. Pérdida de peso repentina.

¿CÓMO DESPARASITARNOS?

Eliminar los parásitos no es una tarea sencilla. En realidad, ellos sobreviven, como su nombre indica, gracias a nosotros. Muchos alimentos que consumimos a diario los mantienen fuertes e incluso promueven su proliferación. Por ello, lo más recomendable es acudir al médico. Él podrá ayudarnos y brindarnos el tratamiento que considere apropiado. Por lo tanto, durante ese tiempo deberemos evitar:

Leche y derivados. Bebidas alcohólicas. Azúcar y frutas demasiado dulces.

REMEDIO DE LECHE Y MENTA

La combinación de estos dos ingredientes es un remedio antiguo, y natural para eliminar los parásitos intestinales. No obstante, deberemos consultar primero con un médico, puesto que la leche es uno de los alimentos no recomendados. De este modo podremos prevenir este trastorno intestinal.

La menta no solamente es una planta aromática y digestiva, sino que también tiene propiedades antiparasitarias. Así lo afirma este estudio del Instituto Superior de Medicina Militar “Dr. Luis Díaz Soto” (Cuba).

Ingredientes: ½ vaso de leche descremada, 15 hojas de menta o hierbabuena fresca

Preparación: Añadir ambos ingredientes en una cazuela y calentar hasta que llegue a ebullición. Cuando hierva, apagar el fuego y dejar enfriar un poco hasta que esté tibia. Se recomienda preparar este remedio en el momento, justo antes de tomarlo.

¿CÓMO LO TOMAMOS?

Tomar la bebida en ayunas, justo después de prepararla y dejar que se enfríe. Esperar por lo menos media hora antes de consumir alimentos sólidos. Repetir la toma durante 9 días. Realizarlo, por lo menos, dos veces al año, como tratamiento o a modo preventivo, en especial si convivimos con animales.

OTROS MEDICAMENTOS

La eliminación de los parásitos puede ser difícil para muchas personas. Algunas optan por medicamentos de farmacia. No obstante, algunos de ellos también alteran la flora bacteriana intestinal, lo cual nos predispone a sufrir estreñimiento. Eso, por desgracia, nos expone de nuevo a los parásitos. Por este motivo, tanto si optamos por estos medicamentos como si tomamos la leche con menta u otros remedios, recomendamos tomar probióticos. Este suplemento mejora la función intestinal y refuerza las defensas para evitar el contagio de los parásitos.

HIGIENE Y DIETA

También debemos tener muy en cuenta la higiene. En el caso de los niños, ellos están expuestos a los parásitos con más facilidad por su tendencia a llevarse las manos a la boca a cada instante. No obstante, también hay cuestiones internas que aumentan el riesgo de padecerlos, como algunas intolerancias alimentarias.

Por último, no debemos olvidarnos de consumir a diario alimentos vegetales, tanto crudos como cocinados, así como cereales integrales. La fibra es imprescindible para una buena limpieza intestinal. Del mismo modo, deberemos beber agua fuera de las comidas para facilitar la digestión de la fibra y evitar que su efecto sea el contrario al que deseamos.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: