Cotagaita se levanta para exigir justicia por Rosemary, víctima de feminicidio

El municipio potosino de Cotagaita se levantó ayer y protestó exigiendo justicia para Rosemary, de 46 años, víctima de feminicidio.

“Toda la población ha salido en protesta y ahora está en vigilia hasta que se esclarezca el feminicidio de la señora Rosemary”, contó a Página Siete el representante del control social del distrito Tocla, José Paredes.

Desde muy temprano, la gente de ese municipio salió a las calles para protestar. “¡Justicia, justicia!”, gritaban los comunarios, mientras exigían a las autoridades que se esclarezca el hecho.

“No nos moveremos. Estamos en vigilia”, dijo Paredes. Aseguró que todos esperaban que el exesposo -principal acusado del feminicidio de Rosmery- sea enviado a la cárcel. “Es la primera vez que se registra un feminicidio. No queremos que vuelva a ocurrir en el distrito”, sostuvo.

Paredes explicó que Rosemary U. M. era víctima de violencia de forma constante de parte de su pareja Pavel. “Nosotros la conocimos porque ella era la portera de la escuela de Tojla”, dijo. Contó que en esa comunidad ella habitaba con su familia.

De acuerdo con el vecino, la mujer desapareció el pasado 9 de noviembre. “No había rastro alguno en su domicilio, que se encontraba en la portería del colegio”, dijo.

Varios vecinos contaron que el día del asesinato, la víctima estaba lavando ropa y aparentemente su expareja llegó a su casa y la golpeó.

La fiscal departamental de Potosí, Roxana Choque, contó que el 11 de noviembre se denunció la desaparición de la mujer y desde entonces es buscada. “Se la encontró casi afuera de una comunidad”, informó.

Rosemary fue encontrada sin vida en una frazada y enterrada en una fosa. “Esta circunstancia provocó que se investigue el caso y las autoridades originarias del lugar colaboraron”, dijo Paredes.

El representante de control social dijo que Rosemary tenía problemas con su exesposo y por eso se separaron.

Añadió que ella puso una denuncia por maltrato ante la Policía y por eso él tenía orden de alejamiento. “Ni eso él ha respetado, porque igual se acercaba, incluso volvió a golpearla. Por eso, ella ha vuelto a denunciarlo”, sostuvo.

Paredes relató que una vez, cuando la pareja tuvo problemas, él tuvo que intervenir. “Yo les dije que si no se puede solucionar, es mejor alejarse, pero él no me hizo caso”.

Recordó que como una manera de prevención, las autoridades solicitaron que Rosemary haga una permuta en el cargo con otra persona y así se aleje de la comunidad. “Pero ya no se pudo avanzar”, dijo.

El comandante departamental de la Policía de Potosí, Antonio Arraya, indicó que el personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) acudió a la comunidad e hizo el levantamiento del cuerpo de la víctima, pero los comunarios impidieron por unas horas el traslado del cuerpo a Cotagaita para que se realice la respectiva autopsia de ley. Más tarde, la hija de la víctima facilitó el trámite y permitió el traslado del cuerpo.

El jefe policial explicó que de forma preliminar se conoce que la víctima murió por estrangulamiento y dijo que las investigaciones continúan.

La pareja tiene seis hijos, cuatro varones y dos mujeres. Rosemary es la séptima víctima de feminicidio en Potosí. En el país, más de 80 mujeres fueron asesinadas por sus parejas. La Paz reporta la mayor cantidad de casos.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: