En Tarija, sequía provoca bajo caudal en el río Pilcomayo y mortandad de peces

El sindicato de pescadores del pueblo Wenhayek manifestó su preocupación por la aguda sequía que ha provocado que el caudal del río Pilcomayo se reduzca y ocasione la mortandad de peces en las orillas del afluente, ubicado en el municipio de Villa Montes, Tarija.

El vicepresidente del sector, Freddy Cortez, afirmó que el pueblo indígena está muy preocupado por las consecuencias del fenómeno natural, porque el río significa la vida para cientos de indígenas que habitan en las cercanías del afluente internacional.

Pidió a la gente orar para que llueva, porque si no hay agua el río no podrá recuperarse y no habrá pescado, que los indígenas usan de alimento y para generar ingresos.

Lamentó que la población indígena tenga que atravesar por esta situación, que también es afectada por la contaminación minera. Aunque, el Gobierno dijo que estudiaría los caudales y, sin embargo, hasta la fecha no hizo conocer ningún resultado del mismo, según Erbol.

La bióloga Ludmila Bizarro confirmó “la situación crítica” que provoca la sequía y el bajo nivel del río Pilcomayo, porque prácticamente se está evaporando.

“Esto no se puede quedar así, el pueblo debe salir a pedir ayuda y encima la contaminación que continúa. Son cosas que demandan unidad para poder hacer una sola voz”, dijo Bizarro, que forma parte de la Comisión de Defensa del río Pilcomayo.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: