“No hay amor a su niño”: concejal del MAS culpa a la madre por la agresión que sufrió bebé en el Plan 3.000

La concejal Rosario Callejas (MAS) se refirió a los enfrentamientos registrados en el Plan 3.000 y al bebé que resultó herido por los gases. Sobre este hecho responsabilizó a la madre del niño por sacarlo tarde en la noche.

“Me da mucha pena y tristeza por la señora que llevó nuevamente a su niño, pero esta señora qué hacía… No era temprano, era arriba de las 12 de la noche y el marido es extranjero. Qué hacía él ahí, ella qué hacía. Cuidándolo al marido”, sostuvo la concejal durante una sesión virtual.

Después de plantear este escenario, Callejas sostuvo que en el caso de la bebé hay “cosas por descubrir”.

“Pero qué pena que no haya amor a su niño. Uno al niño lo protege, lo cuida y a esas horas está en su casa”, declaró sobre el daño causado a la bebé que inhaló gases lacrimógenos.

La madrugada del jueves, la bebé de 11 meses resultó afectada por lo agentes químicos que la Policía lanzó durante los conflictos en el Plan 3.000.

Estefani Méndez, mamá de la pequeña, relató que esa madrugada ella se encontraba mal de salud y se dirigió junto con su esposo y el bebé a la farmacia en la avenida Paurito.

“A la vuelta nos percatamos que en la siguiente cuadra los efectivos se estaban enfrentando, decidimos pararnos en la esquina un ratito, hasta que pasen. En una de esas pasaron los policías con sus motos y después volvieron”, relató.

La madre contó que al ver a la Policía, ella intentó poner a su bebé a buen recaudo, detrás de unas rejas, pero uno de los uniformados disparó directo al carrito de la niña.

“El proyectil perforó el forro del coche, le impactó a ella (bebé), le quemó las cobija, la mamadera. El proyectil continúa en el coche. Lo que me da más rabia es que se rió despues de disparar”, recordó la madre entrevistada por Red Uno.

La tarde del jueves los padres de la bebé presentaron una denuncia contra las autoridades policiales por el ataque que sufrió su hija.

“A ese policía sólo Dios lo va perdonar, porque yo, aquí en mi corazón, le tengo unas ganas… porque si en ese momento hubiera podido matarlo, yo lo mataba”, dijo impotente Méndez, después de presentar la denuncia.

Se sabe que la acusación está dirigida a 12 autoridades, entre ellas el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: