Remedios naturales para poder tratar las varices

 

Mantener buenos hábitos de vida, así como también llevar a cabo algunos cuidados diarios e incluir pequeños cambios en la rutina. El tratamiento conservador para las várices tiene en cuenta lo siguiente:

1. AJO

Se ha sugerido que el ajo es un alimento que puede contribuir con la salud cardiovascular. Por ello, muchas personas no han dudado en incluirlo dentro de su dieta con regularidad. Para mejorar la circulación y así aliviar las molestias producidas por las varices, se puede consumir ajo en ayunas o bien incluir una cápsula de ajo en polvo en alguna comida principal. También se podría preparar un té de ajo.

2. ALOE VERA

El aloe vera o sábila es una planta con diversas propiedades medicinales. Por ello, no es de extrañar que también se haya utilizado como remedio para tratar las varices. En concreto, se han preparado cataplasmas con el gel de la planta, para aplicar sobre las zonas doloridas, con el objetivo de aliviar las molestias.

3. VINAGRE DE MANZANA

Con este líquido también se pueden preparar compresas para aliviar las piernas después de un largo día. Después de aplicarte las compresas puedes realizar un masaje suave para estimular la circulación sanguínea y obtener un alivio mayor.

4. POMADA DE VINAGRE, ZANAHORIA Y SÁBILA

Una pomada hecha con un poco de sábila, vinagre de manzana y zanahoria podría ser otra opción para tratar las varices. Para hacerla se colocan todos los ingredientes en un procesador de alimentos o una licuadora. Después se deben triturar hasta que obtengamos una crema más o menos espesa. Finalmente, se aplica esa pomada sobre las varices y se deja actuar unos minutos. Al retirarla, lo mejor es enjuagar con agua tibia.

5. BAÑOS DE INMERSIÓN

Los baños de inmersión se realizan en un balde o una tina con agua y sal marina. Se sumergen las piernas durante veinte minutos mientras se dan masajes suaves. Se ha sugerido que hacer esto tiene un efecto positivo moderado sobre el dolor, la calidad de vida y los cambios en la pigmentación de la piel.

6. EXTRACTO DE SEMILLA DE UVA

El extracto de semilla de uva es útil para aliviar la hinchazón de las piernas y hacer frente a otros síntomas de las venas varicosas. Sus efectos son moderados, pero pueden ser una alternativa para los casos con síntomas intensos. Si optas por su ingesta procura que sea moderada, y consulta con tu especialista en caso de que al mismo tiempo estés bajo un tratamiento con un fármaco anticoagulante.

7. MANZANILLA Y CALÉNDULA

Consiste en hervir dos litros de agua y agregar un puñado de manzanilla y uno de caléndula. Se deja reposar esta solución durante cinco minutos y después se aplica sumergiendo los pies en una tina o balde. El principio es el mismo que el de los baños de inmersión, solo que se intenta aprovechar las propiedades de estas hierbas. Por solo mencionar una, se sabe que la manzanilla puede reducir la inflamación de la piel.

8. CHILE

Se dice que el picante o chile tiene propiedades que ayudan a descongestionar las venas y provocar una mejor circulación de la sangre. Existe evidencia de que puede aliviar el dolor, quizá una de las manifestaciones más comunes de las várices. Para aprovechar sus beneficios, se puede consumir con moderación dentro de la dieta equilibrada.

9. TÉ DE CORTEZA DE CASTAÑO

Este remedio consiste en hacer una infusión hirviendo durante aproximadamente unos diez minutos 50 gramos de corteza de castaño de indias en un litro de agua. Después de ese tiempo se tiene que colar el té y beberlo inmediatamente. Sus propiedades para hacer frente a los trastornos vasculares han sido avaladas por la evidencia científica.

10. ACEITES ESENCIALES

Algunos aceites esenciales son muy buenos para hacer masajes y, además, promover el alivio y maximizar la sensación de bienestar. Lo mejor es comenzar por aplicarlos en los pies y tobillos para ir subiendo poco a poco hasta los muslos mediante movimientos suaves y circulares.

Se deben de realizar principalmente durante la noche, para que las propiedades de los aceites esenciales actúen mientras duermes. Los aceites de este tipo facilitan la aplicación del masaje, de manera que son un complemento de este.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: