Tras denuncia del Relator de la ONU, Gobierno dice que respeta el convenio sobre el uso del mercurio

En la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Estado boliviano aseguró que cumple con los acuerdos internacionales, entre ellos el convenio de Minamata sobre el uso del mercurio. La respuesta se dio luego que el Relator Especial sobre Sustancias Tóxicas y Derechos Humanos, Marcos Orellana, alertó que la mujeres esse ejja presentaron niveles “extremadamente” altos de mercurio en sus cuerpos.

“Un estudio reciente revela que las mujeres en edad fértil de este pueblo tenían una carga corporal de mercurio extremadamente alta, este es un pueblo que no se dedica a la extracción de oro, ni actividades industriales y la única exposición al mercurio que se le conoce es a través del pescado”, mencionó Orellana durante su intervención en la sesión.

Ese fue uno de los ejemplos que sostuvo en el informe temático de sustancias y desechos peligrosos en la minería de explotación de oro a pequeña escala que presentó ante el Consejo de la ONU.

En respuesta, el Estado boliviano que estuvo representado por la embajadora ante la ONU en Ginebra, Maira Macdonal, señaló que el Gobierno respeta los compromisos internacionales.

“Somos respetuosos de nuestros compromisos internacionales, habiendo ratificado el convenio de Minamata el 2015”, señaló. Justificó que Bolivia tiene una historia minera que tiene sus raíces especialmente en la colonización y que por tal razón enfrenta mayores desafíos.

Macdonal destacó que el país trabaja en coordinación con organismos internacionales, con el objetivo de desarrollar proyectos, como un plan de acción frente a la minería artesanal.

“Bolivia se encuentra trabajando en coordinación con el Fondo para el Medio Ambiente, la ONUDI, y el PNUMA en el desarrollo de los siguientes proyectos, el plan nacional de acción nacional en el sector de la minería artesanal y en pequeña escala, la mejora de la formalización y reducción del mercurio en la minería de oro artesanal y de pequeña escala”, sostuvo, citada por la ANF.

El convenio de Minamata entró en vigor el 16 de agosto de 2017 y establece que los estados parte deberán realizar una serie de tareas para prevenir los daños causados a la salud humana por el mercurio. Su implementación y cumplimiento ayudará a reducir la contaminación ambiental.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: