Pilcomayo tiene muy bajo caudal y esperan lluvias para diciembre

Pescadores y autoridades advierten que el caudal del río Pilcomayo tiene el nivel más bajo de agua de los últimos años por la falta de lluvia, pero descartan mortandad de peces. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) espera que en el mes de diciembre puedan comenzar las lluvias y que los ríos aumenten su nivel.

Freddy Cortez, presidente del Sindicato de Pescadores de la región, dijo que el sector está muy preocupado por la falta de lluvias porque en la actualidad, el caudal del río bajó a niveles no habituales en el Pilcomayo.

Aclaró que pese al bajo nivel de aguas, no existe mortandad de peces en territorio nacional, aunque indicó que este problema se podría registrar en los sectores de Paraguay y Argentina.

Cortez aseguró que en esta época tampoco hay pesca. “Pero existe preocupación porque cuando hay un buen caudal y el río crece, los sábalos migran, pero si esto no (ocurre), no podrán subir el caudal del río Pilcomayo”, explicó.

El jefe de la unidad departamental de Biodiversidad y Codefauna del Gobierno Autónomo Departamental de Tarija, Evelio Téllez, explicó que el caudal es bajo y hay mucha sedimentación. “Como no hay lluvias, el agua se infiltra en los sedimentos y no llega a tener conexión con los remansos de agua”, agregó.

El mayor problema -según Téllez- está en la parte de Argentina y Paraguay, donde ya se tienen reportes de mortandad de peces. “Esto puede generar problemas más adelante, porque los peces maduran en la parte de Argentina y Paraguay y en época de lluvia migran a la cuenca del Pilcomayo, pero como hay mortandad, habrá mala pesca y los pueblos Weenhayek, Tapieté y Guaraní, que viven de la pesca, serán los más afectados”, dijo.

El director de Gestión de Riesgos de la Gobernación de Tarija, Reiner Figueroa, contó que habitualmente en esta época ya se tenían algunas precipitaciones, pero ahora no llegan las lluvias.

Indicó que el problema es para los pueblos -como los Weenhayek- que se dedican a la pesca, además emplean el agua del Pilcomayo y la potabilizan para su consumo.

Adelantó que a través de las subgobernaciones se dispondrá de cisternas para transportar agua a las poblaciones más afectadas y si el problema de la sequía persiste, se dotará de pastillas potabilizadoras.

Dijo que recibieron informes del Senamhi que indican que las lluvias llegarán desde diciembre, y seguirán en enero y febrero.

Desde el Senamhi, la pronosticadora Marisol Portugal informó que no se tienen lluvias en Tarija, Chuquisaca y el Chaco, donde hay un déficit. “Esperamos que llueva y eso permitirá que los caudales de los diferentes ríos del país suban otra vez de forma paulatina”, añadió.

La bióloga Ludmila Bizarro confirmó “la situación crítica” que provoca la sequía y el bajo nivel del río Pilcomayo, porque se está evaporando. “Esto no puede quedar así, el pueblo debe salir a pedir ayuda y encima la contaminación continúa. Son cosas que demandan unidad para hacer una sola voz”, dijo Bizarro, parte de la Comisión de Defensa del río Pilcomayo.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: