La fe y esperanza mueven la fiesta de la miniatura en La Paz

La fe y la esperanza son las principales razones para que la fiesta de la abundancia crezca cada año en La Paz. Por eso, cada 24 de enero, al mediodía, cientos de personas de distintos lugares se concentran en el Parque Urbano Central (PUC) para dar rienda suelta a sus sueños convertidos en artículos en miniatura. Casas, autos, buses, trailers, billetes, certificados, libretas escolares y títulos profesionales, entre otros, son los más buscados. Toda esta demanda y oferta mueve 30 millones de bolivianos, según el municipio

Para que estos sueños se cumplan, los amautas juegan un papel importante, porque son los que sahuman esos artículos adquiridos. Después de la ch’alla se saborea un delicioso plato paceño.

Se conoce que esta feria concluirá el próximo 5 de marzo, cuando se realice el remate.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: